lunes, 30 de mayo de 2011

ENSAYO DE TÉCNICAS GRUPALES

Somos seres sociales, se acostumbra a decir y es verdad, pero no toda la verdad. Porque no vivimos simplemente “en sociedad”, sino que para cada individuo la sociedad se presenta como una serie casi interminable de “grupos”. Dicho con otras palabras, cada individuo no se relaciona con todos los integrantes de una sociedad (que por otro lado puede tener millones de individuos) sino que sus vínculos toman la forma de convivencia en diferentes clases de grupos: familia, clase escolar, grupo de amigos, grupo de trabajo, grupo de diversión, grupo de acción política, etcétera. El tra­bajo en grupo permite a sus integrantes aprender tanto a pensar como a actuar juntos, es decir, en el que todos sus participantes tienen un objetivo común y trabajan cooperativamente para alcanzarlo. La aplicación de técnicas grupales adecuadas, permite al que la aplique y al grupo que el aprendizaje sea activo, que se elaboren normas de trabajo y criterios de evaluación. Estas actividades permiten igualmente desarrollar la responsabilidad, la autonomía y el trabajo cooperativo por medio de: La discusión, la planificación, la toma de decisiones, la búsqueda de información, la selección de la información, el tratamiento de la información y de los datos y la autoevaluación. Estas técnicas que permiten la acción y desarrollo del grupo, siguiendo un objetivo determinado no deben considerarse como fines en sí mismos, sino como instrumentos para el logro de los objetivos grupales. Las técnicas de grupo son importantes porque forman parte de la propia vida del grupo. Siempre que se trabaje con un conjunto diverso de personas se desarrolla una dinámica determinada. Ahora bien, es necesario saber qué dinámica es la apropiada para trabajar con cada grupo, porque no todas las técnicas son válidas para todos los grupos en todo momento. Las principales motivaciones que nos llevan a utilizar una técnica adecuada al grupo que animamos pueden ser: para crear confianza y lograr un buen clima de interrelaciones entre los miembros del grupo, para establecer la cooperación, haciendo saber a los miembros del grupo el valor del trabajo en equipo, para lograr mayor productividad en el logro de los objetivos propuestos, para tomar decisiones, para motivar a la tarea, e interesar al grupo en el trabajo que han de realizar, para resolver situaciones de conflicto, en fin. En lo que se refiere a nosotros como grupo, estas técnicas también resultan importantes y ayudan a la integración del mismo, pero es importante que no cualquier técnica sirve para la misma cosa, ni se puede aplicar a cualquier tipo de grupo, la persona que tenga la tarea de realizarla o aplicarla al grupo, debe tener perfectamente claro cuál es el propósito al que pretende llegar, cual es la mejor manera de aplicarla y cuáles son los problemas u obstáculos a los que puede enfrentarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada